ikasu

Regulador de la floración, cuajado y engorde de los frutos. Incrementa la producción de auxinas naturales y potencia el movimiento citoplasmático, mejorando la calidad y cantidad de la cosecha.

Características

 

Ikasu favorece la producción de auxinas, la polinización y los movimientos citoplasmáticos, incrementándolos un 15% de media.

Proporciona una resistencia de las plantas a las enfermedades, al aumentar la producción de lignina de las paredes celulares. A su vez acelera los efectos curativos de muchos fungicidas con los que tiene efectos sinérgicos, adelantando la recuperación de la planta del estrés producido por este tipo de tratamientos.

Producto fitosanitario con registro nº 22.987

Se basa en la mezcla de tres nitrofenoles de síntesis, sustancias que se encuentran de forma natural en proporciones ínfimas en las células vivas de las plantas, y que se caracterizan por su potente efecto de aceleración enzimática.

Composición

p- Nitrofenolato sódico               0,3 % p/v
o- Nitrofenolato sódico               0,2 % p/v
5- Nitroguayacolato sódico        0,1 % p/v

Efectos de ikasu

Regulación hormonal

Ikasu incrementa  la producción de auxinas naturales y el número de receptores de dichas auxinas, prolongando su estabilidad  al inhibir la oxidación, mejorando su actividad y favoreciendo su acumulación en los tejidos.

Movimiento citoplasmático

Ikasu incrementa un 15 % el transporte de nutrientes, proteínas y organelos dentro de la célula, lo que favorece el engorde y el espesor del pericarpio de los frutos.

Polinización y cuajado

Ikasu evita la caída prematura de las flores, optimiza el crecimiento del tubo polinífero, mejorando la calidad del cuajado y su fructificación.

Grosor de la pared celular

Los ingredientes activos de ikasu promueven la resistencia de las plantas a las enfermedades aumentando la producción de lignina en las paredes celulares, proporcionando a las células mayor resistencia hacia las infecciones producidas por hongos ( Manittto 1981, Stutte 1990, Haga, et  al. 1990).

En tank-mix potencia y acelera el efecto de los fungicidas.

Minimiza los efectos del estrés biótico producido por las enfermedades y los tratamientos fungicidas en las plantas.

Dosis en hortícolas

Tomate y Berenjena

Aplicar  1 litro por hectárea, iniciando los tratamientos con las primeras flores. Repetir cada 15 – 20 días, realizando un máximo de 4 tratamientos por ciclo.

Pimiento 

Aplicar  1 litro por hectárea, iniciando los tratamientos con las primeras flores. Repetir cada 15 – 20 días, realizando un máximo de 5 tratamientos por ciclo.

Melón, Sandía y Pepino

Aplicar  1 litro por hectárea, iniciando los tratamientos con las primeras flores. Repetir cada 7 –15 días, realizando un máximo de 3 tratamientos por ciclo.

 Calabacín 

Aplicar  1 litro por hectárea, iniciando los tratamientos con las primeras flores. Repetir cada 7 – 15 días, realizando un máximo de 4 tratamientos por ciclo.

Dosis en uva

 

Uva de mesa

Aplicar entre 0,5 – 0,75  litros por hectárea, para volúmenes de  1.000 – 1.500 litros por hectárea, iniciando el primer tratamiento 10 días antes de floración y el segundo tratamiento a la aparición de las primeras flores, realizando un máximo de 2 tratamientos por ciclo.

En los tratamientos de engorde es recomendable aplicarlo en  mezcla con ácido giberélico. 

 

Uva de vinificación

Aplicar entre 0,5 – 0,75  litros por hectárea, para volúmenes de  1.000 – 1.500 litros por hectárea, iniciando el primer tratamiento 10 días antes de floración y el segundo tratamiento a la aparición de las primeras flores, realizando un máximo de 2 tratamientos por ciclo