Oficialmente, en LIDA Plant Research tenemos un denominador común para las variedades rojas: “Más kg en primera pasada”. Así lo podemos afirmar después de varios años de ensayos oficiales (IRTA) y numerosas experiencias en campo, en manzana Gala, Fuji y Pink Lady.

Hoy, en lo que se refiere a variedades rojas, decimos que hemos obtenido resultados que oscilan desde el 11 al 25 % más de cosecha en primera pasada. En todos los casos, la cantidad de fruta con una coloración óptima en el primer corte, ha sido superior a otras alternativas.

Según palabras de A. Tirado, responsable técnico de LIDA en la zona norte, “después de varios años de ensayos oficiales (IRTA) y numerosas experiencias en campo, en manzana Gala, Fuji y Pink Lady, hemos obtenido resultados que oscilan desde el 11 al 25 % más de cosecha en primera pasada. En todos los casos, la cantidad de fruta con una coloración óptima en el primer corte, ha sido superior a otras alternativas. Recomendamos se abstengan de utilizar esta estrategia, quienes no puedan medir este diferencial, pues no en todos los casos las diferencias se ven a simple vista en campo”.

Desde LIDA, nuestra recomendación es tratar a los 20 y 10 días antes de cosecha con los bioestimulantes colorsave®  y cromar®.

Mejora de coloración en manzana con uso de colorsave® y cromar®

Esta estrategia de mejora de coloración de manzana se presenta como alternativa a los tratamientos convencionales, ya que no produce deformaciones foliares o senescencia temprana, ni supone un adelanto significativo en el ciclo de la maduración.

coloración en manzana

Por un lado, con colorsave® se actúa en la síntesis de carotenoides y antocianos, aumentando los niveles endógenos de oxipilinas estimulando la producción natural del etileno. Por otro, con la aplicación de cromar® se interviene en la estabilización de pigmentos evitando y minimizando la destrucción térmica de los antocianos.

Con la aplicación de ambos productos, colorsave®  y cromar®, se consigue frutos con más color y más intensidad lo que permite recolectar más fruta en menos número de pases de cosecha, reduciendo la carga en el árbol con el primer corte favoreciendo la coloración de los frutos que quedan. Asimismo, provoca un aumento de la lignina de la pared celular, así como un aumento de antioxidantes y flavonoides y de compuestos volátiles responsables del aroma del fruto, lo que justifica una mejora de la calidad del fruto.

coloración en manzana

Comentar